Pests and diseases: Fungus Gnats

Mosca del mantillo - detallado

Entre los cientos de especies de moscas existentes en el mundo hoy en día solo una variedad resulta una pesadilla para los cultivadores, la mosca del mantillo o mosca esciárida. Este tipo de mosca (principalmente la Bradysia spp. o la Orfelia spp.) pertenece a la familia Sciaridae, y es un elemento esencial de la cadena alimenticia orgánica, aunque no uno que sea bienvenido en cultivos de interior. Se le suele confundir con la mosca Scatella (Scatella stagnalis). Su ciclo de vida se divide en cuatro etapas: huevo, larva (gusano), pupa y adulto, siendo en su etapa de larva cuando produce el mayor daño y en la etapa adulto cuando resulta más molesta.

por Ralph B. BSc Horticulture

Identificación

La mosca del mantillo mide entre 1.6 mm y 3.2 mm, con algunas especies llegando a los 6 mm o más. Suele ser de color gris oscuro pero también pueden encontrase en tonos marrones. Posee largas patas, que les dan el aspecto de mosquitos, y antenas largas y segmentadas. Las larvas atraviesan cuatro etapas de crecimiento conocidas como fases. Durante la cuarta fase, o fase final, las larvas son blancas con cabeza de color oscuro, sin patas y de unos 6 mm de longitud. Los adultos son moscas débiles que rara vez se alejan de su hábitat, pero se sienten atraídas por la luz, por lo que se acumularán en ventanas y dispositivos luminosos.

Es fácil encontrarse a la mosca del mantillo en cualquier lugar, apareciendo como por arte de magia en entornos aparentemente limpios. Puede darse un notable incremento de su población de un modo repentino y después desaparecer. Son lo suficientemente pequeñas como para que una mosquitera o pantalla de una salida de ventilación no suponga un obstáculo para ellas, o darse un paseo por el área de cultivo en la manga de una chaqueta pasando inadvertidas. Si hay restos orgánicos en la zona de cultivo -en una mesa, en las tuberías, bajo la línea de riego o en el suelo o drenaje- hay gran probabilidad de recibir su visita.

Daños

Las larvas son las causantes de los daños en las cosechas. Los gusanos comen gran variedad de componentes orgánicos, incluidos el mantillo de hojas, el abono orgánico, la hierba cortada, el compost, los pelos radiculares y, por supuesto, los hongos; cuando las poblaciones aumentan, el tejido radicular sano también puede verse atacado. La mayor parte del daño se produce cuando infecciones secundarias, como pueden ser las de Pythium, alcanzan las zonas dañadas de los tejidos. Las plantas que han sufrido grandes daños mostrarán signos de exceso de riego, como hojas marchitas o decoloradas, ya que debido al mal funcionamiento de las raíces dañadas (muertas o podridas) las plantas sufrirán un exceso real de agua, convirtiéndose la situación en una amenaza doble de insectos y patógenos. Las poblaciones reducidas no producen daños severos y las plantas son capaces de recuperarse rápidamente, pero con grandes poblaciones, y en combinación con la humedad y ciertas temperaturas, un daño considerable es de esperar.

Los adultos se mueven por la cosecha y ponen huevos cuando les llega el momento. No comen, muerden o dañan nada, pero resultan bastante molestos cuando vuelan en masa. Tienen un ciclo de vida corto (10 días máximo)pasando mucho más

Plagas y Enfermedades: Mosca del mantillo
Fuente: Photo Courtesy of Whitney Cranshaw under CC BY 3.0 US

Ciclo vital

La mosca del mantillo se siente atraída por la humedad; cuanto más húmedo, mejor. La hembra pone los huevos en las grietas superficiales de materiales orgánicos, en grupos de hasta 30 huevos, y pueden poner 300 o más huevos en el total de su etapa adulta. Los huevos, que rompen en 4-5 días, producirán larvas hambrientas que comerán y crecerán durante 12-14 días; estos gusanos se convertirán en pupas o pasarán directamente a adoptar la forma de lo que conocemos como mosquitos. Esta transformación final tiene una duración de 4-6 días y generará una gran cantidad de mosquitos adultos.

Acabar con la población adulta significa deshacerse únicamente de esa generación, pero no de las que llegarán en los días siguientes. Lo ideal es eliminar larvas y pupas, ya que es en esas etapas cuando son más activos, alimentándose o permaneciendo en un sitio durante un tiempo. Cada 14-16 días puedes darse una nueva población de la mosca del mantillo.

Control

La mejor solución es controlar la plaga antes de que se asiente en la cosecha. Esto se puede conseguir controlando los niveles de humedad y comprobando siempre que no haya insectos indeseados en las plantas. Mantener la humedad del suelo bajo control es una buena forma de controlar la plaga sin necesidad de usar pesticidas. Tener algunas moscas es normal y no supondrá un problema, pero se deberá llevar a cabo una vigilancia constante para saber si la población crece o se reduce y adoptar así las medidas necesarias, basándose en la rapidez con que se produzcan los cambios. Los cambios lentos pueden ser tratados con un simple ajuste de los patrones de riego, o haciendo uso de medios de control biológicos. Eliminar los adultos no es suficiente y acabar con las larvas requiere aplicar un tratamiento al medio de cultivo y su superficie.

El uso de las trampas adhesivas amarillas colocadas cerca del la superficie del medio de cultivo te ayudará a monitorizar la plaga ya que podrás contar el número de individuos adultos, pero este no es considerado un recurso efectivo en todos los casos.

Además de las tarjetas adhesivas amarillas, que funcionan atrayendo y atrapando adultos, también puedes mantener un control de la población utilizando trozos de patata pelada de aproximadamente 2.5 cm x 1.25 cm, distribuidos aleatoriamente por la superficie del medio, ya que actuarán como imanes para las larvas de estas moscas. Contabiliza la cantidad de larvas que encuentres en cada trozo de patata y podrás calcular la población. Reemplaza la pieza de patata tras haber contado y eliminado los ejemplares de larvas.

Los controles utilizados son principalmente preventivos y dependerán de cada plaga. Un riego adecuado suele ganar el noventa por ciento de la batalla. Añadir demasiado abono, harina de sangre u otros componentes orgánicos como el té de compost, ayudará a la expansión de la población. Averigua primero cual sería el tamaño de una población inofensiva para tu cosecha, no sobrealimentes con productos orgánicos, y cuando esa población esté alcanzando niveles peligrosos haz uso de los medios de control biológicos (ver tabla).

Aunque no es la intención del autor de este artículo el recomendar el uso de controles químicos, sí comentar que se han dado buenos resultados con el uso de sustancias tales como los piretroides, que tienen un bajo nivel de toxicidad. Deben ser aplicados en el suelo o medio y, como cualquier pesticida, debes comprobar en la etiqueta que sea el adecuado tanto para la plaga como para el tipo de cosecha.

Plagas y Enfermedades: Mosca del mantillo
Fuente: Photo Courtesy of Whitney Cranshaw under CC BY 3.0 US

Medios de control biológico para la mosca del mantillo

ControlNotas
Hypoaspis miles (ácaro depredador) Este ácaro depredador se alimenta de las larvas y pupas de la mosca del mantillo, pupas de trips y, en ocasiones, de larvas de colémbolos.
Steinernema feltiae Nematodo muy efectivo normalmente en todo el ciclo de la cosecha, siempre que las temperaturas sean las adecuadas. Se reproduce y va en busca de plagas. Para asegurar el éxito se deben tener en cuenta algunas restricciones en su aplicación.
Atheta coriaria (estafilínido) Los adultos son de aproximadamente 2 cm de longitud, de color marrón oscuro o negro y se alimentan de moscas del mantillo, moscas Scatella y pupas de trips. Sus larvas son de color crema o marrón. Viven durante todo el año en invernaderos, pero sus poblaciones pueden fluctuar. Son compatibles con los nematodos.
Mosca tigre (Coenosia attenuata) Se parece a la mosca común, pero mucho más pequeña. Los adultos se alimentan de los individuos adultos de la mosca del mantillo, mosca Scatella, mosca blanca y de minadores. Sus larvas se alimentan de las larvas de la mosca del mantillo y de cualquier otro insecto que se encuentre en el suelo.
Synacra paupera Insecto volador parasitoide. La hembra pone los huevos dentro de las larvas de la mosca del mantillo. Al nacer las larvas de la Synacra dentro de las de la mosca del mantillo, se alimentarán de estas últimas. Las larvas de la mosca del mantillo vivirán hasta convertirse en pupa y después morirán. La población de este parasitoide crece a mayor velocidad que la de la mosca del mantillo con temperaturas normales.
Bacillus thuringiensis var. israelensis (Bti) Bacteria formadora de esporas que proporciona un control temporal y es tóxica para las larvas de mosquitos, mosca negra y mosca del mantillo. Este producto puede o no estar registrado en Europa -el cultivador debe comprobarlo.
Evalúa este artículo: 
5
Average: 4.5 (64 votes)