AQUA

Todo acerca de la EC y el pH utilizando AQUA

En los sistemas de recirculación, el valor del pH puede fluctuar más que en los sistemas abiertos de riego. Igualmente ocurre con el valor de la EC, de modo que es aconsejable controlar los niveles de EC y pH regularmente. Pero... los nutrientes de AQUA están equilibrados de tal modo que no es necesario ajustar el pH.

infopaper-aqua_text_10.jpgLa EC es una medida para la concentración de minerales disueltos y consecuentemente también una medida para la cantidad total de minerales nutritivos disueltos. ¡Para los sistemas recirculantes, sin embargo, no se puede confiar ciegamente en ello! Esto se debe a que ciertas sustancias nutritivas se acumulan en el alimento, mientras que otras son absorbidas. Se recomienda empezar con una EC que sea 0,8 a 1,0 superior a la concentración de EC del agua corriente y aumentarla durante el cultivo según la necesidad de la planta hasta que sea como máximo 1,3-1,7 superior al valor de EC del agua corriente. Es importante realizar mediciones de pH y EC del agua de alimentación y observar la planta regularmente para poder intervenir correctamente y a tiempo (si fuera necesario). Variaciones de pH entre los 6,2 y 5,2 es perfecto, ver gráfico “Fluctuaciones del pH con alimento Aqua”.

No intervengas demasiado rápido!

Grado de acidez (pH)

Un pH estable es esencial para una disponibilidad óptima del alimento para la planta. Si comparamos los sistemas de cultivo recirculantes con los sistemas “run-to-waste”, podemos observar que el pH varía más y, por consiguiente, se ha de controlar mejor. Esto es debido a que los productos extraídos de las raíces infl uyen directamente sobre el pH de la solución nutritiva. Esta influencia depende, entre otras cosas, de la fase de crecimiento, la condición de la planta y la composición del alimento y el agua corriente.

Durante la fase de crecimiento, las plantas de cannabis tienden a subir el pH del alimento. Esto se debe a que las raíces excretan relativamente más sustancias alcalinas (que aumentan el pH). Durante la fase de floración podemos observar lo contrario; las raíces de las plantas excretan ácidos, lo cual hace baja el pH del alimento.

La composición del alimento determina en gran medida si las raíces de la planta excretan principalmente sustancias ácidas o alcalinas.

Al utilizar durante las diversas fases de cultivo (vegetativa y generativa) un alimento especialmente adaptado, se intenta mantener el pH lo más estable posible.

infopaper-aqua_text_11.jpg

Composición del alimento

La composición del agua corriente también es determinante para las fluctuaciones del pH durante el cultivo. En agua corriente con un alto contenido en bicarbonatos (agua dura) el pH del agua de alimentación tiene la tendencia de subir después de preparar y acidificar el alimento. Si se prepara alimento con un pH inferior (5,2-5,3) se neutralizará más bicarbonato y no se subirá el pH tan pronto. En agua corriente con un bajo contenido en bicarbonato (agua blanda o agua osmótica) se producirán más pronto bajadas del pH. Esto se debe a que la capacidad amortiguadora del pH de agua blanda es mucho más pequeña que de agua dura y por este motivo se ha de preparar el alimento en zonas con agua blanda u osmótica con un pH más alto (5,8-6,2).

Un pH demasiado bajo del alimento no sólo facilitará la solución de ciertos elementos nutritivos como el hierro y manganeso, sino que también de elementos tóxicos como el aluminio, que a causa de ello serán absorbidos en mayores concentraciones por las raíces y este exceso puede dañar seriamente a la planta. Si el pH es demasiado bajo es recomendable subir el pH con un producto alcalino que contenga bicarbonato. De esta forma no se aumenta solamente el pH, sino que también se aumenta la capacidad amortiguadora del pH del agua de alimentación.

Fluctuación de pH con Aqua

infopaper-aqua_text_12.png

Influir el pH

Las plantas de cannabis son capaces de influir activamente el pH de la solución nutritiva. A causa de alteraciones en la absorción de alimento, por ejemplo durante infecciones por hongos, puede bajar el pH del alimento hasta por debajo de 3. Otro fenómeno se produce en caso de deficiencia de hierro, cuando la planta baja activamente el pH para tener más hierro disponible. Por este motivo no es recomendable mantener el pH continuamente a un valor fijo. Con un alimento de buena calidad y un pH entre el 5,2 y 6,2 no se han de prever problemas de alimentación. Si el pH se mantiene durante varios días a menos de 5,0 o más de 6,4, se recomienda corregirlo manualmente. Si con Vega el pH baja demasiado, durante el ciclo de doce horas, se recomienda pasar a Flores (Flores tiene un efecto menos acidificador. Debe observarse, sin embargo, que la planta recibirá ahora un alimento que es especialmente destinado para la fl oración).

Si el pH es demasiado bajo, auméntalo con CANNA pH+ (Pro).

pH versus disponibilidad del elemento nutritivo

infopaper-aqua_text_13.gif

Estabilidad de pH

Con el alimento CANNA Aqua se evita que el pH en la solución nutritiva se suba o baje demasiado. En varias pruebas, donde se midieron cada día el pH y EC y se realizaron cada semana análisis nutritivos completos, resultó que durante todo el ciclo de cultivo el pH fl uctuaba entre 5,2 y 6.2 (excepto los primeros días). En este periodo no fue necesario corregir el pH.

Evalúa este artículo: 
5
Average: 4.4 (76 votes)