The Organic Certification Paradigm

Productos ecológicos o respetuosos con el medio ambiente

A finales del siglo pasado comenzó a aumentar el número de productos cuyo principal eslogan era “cultivado de un modo ecológico”. Sin embargo, ¿qué es lo que hace que un producto pueda ser denominado biológico o ecológico, y qué significa “cultivo ecológico” en lo referente a la siembra y el uso de fertilizantes?

Productos ecológicos o respetuosos con el medio ambiente

Por Geary Coogler & Iñaki García

Señas de calidad de la Unión Europea

La Unión Europea ha publicado el Reglamento (CE) 834/2007 para la producción ecológica. Dicho reglamento establece los términos 'biológico' y 'ecológico' (así como sus abreviaturas 'bio' y 'eco'), para ser utilizados únicamente con aquellos productos cuya producción ha observado las siguientes premisas: los cultivadores ecológicos deben respetar los ciclos y sistemas de la naturaleza, así como mantener y mejorar el estado suelos, aguas, plantas y animales, y el equilibrio existente entre estos. El objetivo de este reglamento es mejorar la diversidad biológica.

El cultivo ecológico en la práctica

¿Qué implica hablar de “cultivo ecológico” en lo referente a la siembra, el uso de fertilizantes y demás prácticas de cultivo? Según el Reglamento (CE) 834/2007, un productor de cultivo ecológico debe llevar a cabo una rotación de los cultivos cada cierto tiempo, así como tener en cuenta las siguientes directrices en lo referente al uso de fertilizantes en sus cosechas:

  1. Los fertilizantes deben ser derivados de estiércol o material orgánico procedente de una producción orgánica.
  2. El uso de preparados biodinámicos (es decir, preparados provenientes de tu propia granja) están permitidos.
  3. Los fertilizantes y los acondicionadores del suelo solo pueden ser utilizados si su uso ha sido autorizado para la producción orgánica.
  4. No se debe hacer uso de fertilizantes minerales nitrogenados.

Productos ecológicos o respetuosos con el medio ambiente

Además, todas las técnicas de cultivo y producción utilizadas por los cultivadores deben estar orientadas a prevenir o minimizar la contaminación del medioambiente. Las plagas, enfermedades y malas hierbas deben ser controladas con el uso de enemigos naturales de las mismas, la elección de especies y variedades, la rotación de cultivos, las técnicas de cultivo y los procesos térmicos. En caso de verse amenazada la cosecha, únicamente se podrán utilizar aquellos productos autorizados en el artículo 16 del Reglamento (CE) 834/2007 de la normativa de la Unión Europea.

En lo referente a semillas y 'material de reproducción vegetativa' (esquejes, etc..), únicamente podrán utilizarse semillas y materiales de reproducción producidos ecológicamente; con este fin, el parental (en el caso de los esquejes) y el parental femenino (en el caso de las semillas) deben haber sido producidos ecológicamente durante al menos una generación o, en el caso de cultivos perennes, dos temporadas de vegetación. Además, “solo se utilizarán productos de limpieza y desinfección en la producción vegetal autorizados para su utilización en la producción ecológica” (de conformidad con el artículo 16 del Reglamento (CE) 834/2007).

En aquellos casos en que las prácticas citadas no sean suficientes para asegurar el correcto desarrollo de la cosecha, se podrá hacer uso de los fertilizantes permitidos, los cuales están detallados en el Anexo I del Reglamento (CE) 889/2008, previa entrega de un escrito que exponga los motivos que obligan a su uso.

Logos para el cultivo ecológico

Los productos de uso agrícola son denominados consumibles. Cada Europeo dispone de una agencia encargada de inspeccionar y certificar que los consumibles reúnan los requisitos necesarios para ser utilizados en cultivo ecológico. Cada agencia tiene su propio logo para distinguir los productos ecológicos de aquellos que no cumplen con la legislación.

Estos logos no deben confundirse con el logo que utiliza la Unión Europea para señalar las bebidas y alimentos de producción ecológica (la Euro-Hoja), cuyo uso está detallado en el Reglamento (CE) 271/2010.

Productos ecológicos o respetuosos con el medio ambiente
Los dos primeros logos de la imagen superior son los de la antigua y la nueva Euro-Hoja (a izquierda y derecha respectivamente). El logo de la Euro-Hoja indica que un producto es legalmente orgánico porque se encuentra en total conformidad con las condiciones y regulaciones establecidas por la Unión Europea para el cultivo ecológico. Cuando se trata de un alimento procesado, este logo nos asegura que al menos un 95% de los ingredientes agrícolas utilizados en su producción son ecológicos.

El logo situado a la derecha es el de la Control Union (CU), organismo encargado de certificar que un producto pueda ser utilizado en cultivo ecológico. Los productos poseedores de esta certificación deben estar compuestos, principalmente, de materiales silvestres o procedentes de la agricultura ecológica, y no deben contener metales pesados ni haber sido tratados químicamente.

Productos ecológicos o respetuosos con el medio ambiente
Estos champiñones, aunque envasados,
son de producción ecológica, tal y como
lo certifica el logo de la Euro-Hoja.
Nota: el logo de la Euro-Hoja únicamente
puede ser utilizado en productos
consumibles como son bebidas
y alimentos

Incompatible con el cultivo ecológico

El artículo 9 del Reglamento (CE) 834/2007 prohibe el uso de organismos modificados genéticamente en el cultivo ecológico debido a que, tal y como se expone en el punto 9 del preámbulo de dicho reglamento, “los organismos modificados genéticamente (OMG) y los productos producidos a partir de, o mediante, OMG son incompatibles con el concepto de producción ecológica y la percepción del consumidor de los productos ecológicos”. Sin embargo, los organismos cuyo genoma haya sido modificado por métodos de mutación genética tradicional sí podrán ser utilizados en la producción ecológica.

Otro aspecto importante de la legislación europea es que prohibe expresamente el uso de hidroponía, definida como 'el método de cultivo en el que las raíces de las plantas están bañadas en una solución nutriente mineral o en un medio inerte como perlita, gravilla o lana de roca'. Las cosechas hidropónicas no deben ser consideradas ecológicas, ni siquiera en los casos en que hayan sido fertilizadas con nutrientes orgánicos.

Es importante tener en cuenta que no todos los países comparten los mismos puntos de vista. En Norteamérica, Estados Unidos no prohibe la producción hidropónica directamente, sin embargo, tanto EEUU como Canadá prohiben el uso de los OMG en la producción ecológica

Evalúa este artículo: 
5
Average: 4.5 (70 votes)