Carne Cruda entrevista

Carne Cruda entrevista

26 August, 2015
Anuncios
Carne cruda es un programa de radio que se emitió en sus inicios en Radio 3 de RNE (2009-2012), y posteriormente en la Cadena SER (2013-2014) con un gran éxito de audiencia, llegando a ganar el Premio Ondas al Mejor Programa de Radio español del año 2012. El programa fue suspendido en ambas emisoras por su línea editorial crítica. Ahora Carne Cruda es un programa de radio online independiente, y continua siendo de contracultura, agitación, música, arte, literatura, política, humor y disidencia.

A lo largo de estos años de programa y de las diferentes etapas del mismo han pasado por estos micrófonos personalidades muy diversas. Desde Robe Iniesta a Viggo Mortensen, Julian Assange pasando por Chavela Vargas, Jordi Évole, Evaristo Paramos y un largo etcétera.

Cuando CANNA supo que Carne Cruda estaba con una campaña de crowdfunding no dudó en contactar con ellos para poder colaborar en este gran proyecto.

Carne Cruda entrevista

Carne Cruda, 'la república independiente de la radio', explícanos...

Es el primer programa de radio en España que se hace gracias a la financiación de sus oyentes. Eso nos permite ser independientes de cualquier gran anunciante y grupo mediático. Estamos libres de esas presiones que sufren normalmente los periodistas en los medios tradicionales. Además, la colaboración de CANNA ha hecho que esa independencia sea aún más holgada. Gracias a vosotros y a nuestra audiencia, somos un proyecto sostenible y libre que cada vez tiene más seguidores, y da trabajo a un equipo de periodistas, técnico y colaboradores.

¿Como empezó todo? ¿Como surgió la idea?¿Cual es la historia de Carne Cruda?

Yo había trabajado en Radio 3 y en Radio Nacional a principios de siglo en programas de ficción y creación sonora. En 2009, el entonces director de RNE, Beni Moreno, y la directora de Radio 3, Lara López, que conocían mi trabajo, me pidieron un proyecto de programa contracultural, agitador y controvertido. Les presenté Carne Cruda. Desde entonces, hemos intentado ser mordientes y mordaces en todos los terrenos: cultural, político y social.

Cuando empezaron los movimientos indignados nos volcamos en contar lo que pasaba en la calle y en la crítica al poder. Por eso tuvimos que irnos primero de Radio 3 y después de la SER, porque acabamos resultando incómodos. Decían que nos habíamos vuelto radicales, pero siempre hemos estado en el mismo punto. Creo que los que se han movido hacia la derecha son quienes nos lo dicen. Nos quedamos sin emisora a la que ir y los oyentes nos animaron a montarnos la emisora por nuestra cuenta, a no tirar la toalla. La idea fue suya, así que pusimos en marcha la colecta de fondos y funcionó muy bien, mucho mejor de lo que imaginábamos. ¡Los oyentes se convirtieron en nuestra emisora!

¿Como habéis gestionado el éxito de la campaña de crowdfunding?

Como te decía, no nos lo esperábamos. Sabíamos que tenemos una comunidad de oyentes muy militantes pero no pensábamos que tanto. Hemos recaudado suficiente para hacer dos programas semanales de dos horas, con medios profesionales, en un estudio de radio de calidad, un equipo de cuatro personas más un técnico propio para la emisión y una lista de colaboradores de música, ciencia, cultura, tecnología, humor… a los que podemos pagar decentemente. Para que los oyentes supieran a lo que dedicamos su dinero, sacamos a mitad de año las cuentas del programa. Y lo volveremos a hacer al final de temporada.

Ahora viene lo más difícil: conseguir renovar su confianza y que vuelvan a financiar el programa. Por lo que nos cuentan, creo que están muy satisfechos con el trabajo que hemos ofrecido, pero habrá que ver si el segundo año tenemos el mismo apoyo que el primero, una vez pasada la euforia de poner el proyecto en marcha.

Este año habéis hecho un programa durante Spannabis, ¿cómo fue la experiencia?

Muy iluminadora, la verdad. Aprendimos muchas cosas sobre los usos no recreativos del cannabis y sobre su posible legalización, así como sobre los efectos beneficiosos que podría tener en la lucha contra las mafias del narco y contra ciertas enfermedades que se pueden tratar con el cáñamo. De esto muy raramente se habla en grandes medios, se nos oculta al público, porque abre un debate sobre las drogas que ahí arriban no quieren que abramos. La industria de la seguridad mundial, por ejemplo, no quiere ni que se plantee legalizar las drogas porque viven de la lucha contra ellas. En fin, fue muy instructivo y estimulante. Sí, debatir sobre el cannabis puede ser casi, casi tan estimulante como consumirlo. Al menos, aquel programa fue un buen viaje, así que espero que se repita.

¿Qué planes tenéis para el futuro a medio y largo plazo? Con tantos cambios políticos, ¿os veis otra vez en una radio nacional?

Nosotros ya tenemos radio, nuestros oyentes. La verdad es que nos costaría renunciar a la independencia que nos han dado. Ya hemos pasado por demasiados reveses y no sé si quiero repetirlo. Donde estamos, estamos muy bien. Es verdad que no tenemos tantos oyentes como antes, pero aún tenemos muchísimos y muy participativos. Además, es cuestión de tiempo, de poco tiempo además, que la radio online se imponga a la radio offline.

Eso que llevamos ganado. Pero lo mismo que te digo esto, no descarto de partida ninguna oferta o posibilidad. Por supuesto que me gusta que nos oiga la mayor cantidad posible de oyentes. A mí lo que me gustaría a largo plazo es que nuestro proyecto y otros proyectos independientes como el nuestro nos unamos para montar una emisora digital que le haga la competencia a las convencionales. Nos decían que no podríamos hacer un programa por nuestra cuenta y lo hemos hecho, ¿por qué no vamos a poder hacer una emisora por nuestra cuenta?

Carne Cruda entrevista

¿Qué pasos habéis seguido para alcanzar el éxito de este proyecto?

Más que pasos o fórmulas, hemos sido fieles a nuestro criterio periodístico y nuestras ideas. Hemos insistido y resistido, y al final la audiencia premia esa tenacidad y esa fidelidad a unos principios, más aún cuando saben las presiones que has tenido que soportar. Nosotros también tratamos de agradecer y premiar esa fidelidad con un trato cercano y lo más personalizado posible. Somos firmes en nuestras convicciones y afectos, pero cambiantes en las formas, los contenidos y la estética.

Tratamos de ser creativos e innovadores, no acomodarnos en una fórmula sino mejorarla cada día, adaptarla a los tiempos, renovarla. Te puede gustar o no, pero creo que Carne Cruda suena distinto a los programas de radio convencional, en forma y fondo, es otro rollo.

Hay un rumor por las redes que dice que Crudo es un poco borde. ¿Qué hay de cierto en ello?, ¿forma parte del personaje?

Primera noticia. Al contrario, creo que soy un tipo muy accesible y sociable. Es fácil entablar conversación conmigo y, de hecho, muchos oyentes lo hacen cuando nos encontramos en conciertos, eventos o programas con público que hemos hecho. Nunca he contestado a nadie con bordería porque, además, la gente que se me acerca es muy respetuosa y maja. “Crudo” no es ningún personaje, es sólo un mote. El que habla en la radio soy yo, no es una impostura ni una actuación, aunque, a veces, claro, con el micro te creces, te vienes arriba. También es cierto que la radio amplifica la potencia de lo que dices, pero Javier y Crudo son la misma persona.

En todos estos años imaginamos que habréis vivido todo tipo de entrevistas, pero nos gustaría saber cual ha sido la más interesante, sorprendente o estimulante, ¡cuéntanos!

Las entrevistas con Evaristo de La Polla, que ya le he hecho tres, han sido siempre únicas, imprevisibles, revolucionarias, como es él. No sabes nunca lo que va a pasar ni por dónde te va a llevar. Con Lolo Rico, la creadora de La Bola de Cristal, también he hecho un par de entrevistas muy emotivas y estimulantes. Ambos son personas que te agitan y te aceleran las neuronas, pero es difícil quedarse con una. Esta temporada hemos tenido charlas muy interesantes con personajes como Julian Assange, Jordi Évole, Maruja Torres, Rosendo, Falciani, la escritora Belén Gopegui, la actriz porno Amarna Miller, Joaquín Reyes, Ada Colau, Manuela Carmena… No nos aburrimos, no.

¿Y la más decepcionante, problemática, accidentada?

La que le hice, mejor dicho, la que le intenté hacer a Marky Ramone, batería de los Ramones. Llegó 50 minutos tarde al programa, que era en directo. Solo tenía 10 minutos para entrevistarle, así que fui a por las preguntas más directas. No le gustó que le preguntase por las drogas o por el uso de la marca del grupo. A los 5 minutos se levantó y se fue dando un portazo. En realidad, fue un momentazo radiofónico. No todos los días sacas de quicio en cinco minutos a uno de los Ramones. ¿Qué puede haber más punk que eso?

Y, por último, ¿tienes un mensaje para nuestros lectores?

Pues que ahora tienen la oportunidad única de ser los dueños de un programa de radio combativo y ácido en el que se hable de todo, desde política hasta música pasando por cannabis, sin censuras. Pueden poseer un programa de radio al precio que quieran, desde 1 euro pueden hacerlo posible, solo tienen que entrar en www.carnecruda.es y convertirse en productores. Es una oferta que no pueden rechazar… Perdonadme la cuña publicitaria. Tenía que hacerla.

¿Quieres escuchar Carne Cruda? Puede escucharlo online en www.carnecruda.es los martes y jueves de 12:00 a 14:00. ¡Que la Radio os acompañe!

Mundo CANNA: