Cultívalo tú mismo: Tomates

Cultívalo tú mismo: Tomates

Mucha gente adora los tomates, pero no todos los amantes de los tomates han intentado cultivarlos. La planta del tomate o tomatera es una generadora de vegetales de tipo fruta que puede ser cultivada anualmente. Es una planta trepadora perteneciente a la familia de las solanáceas, como los pepinos, pimientos y patatas.

Cultívalo tú mismo: TomatesEl tomate es originario de los Andes peruanos y el comienzo su cultivo se remonta al 700 a.C. Posteriormente, los conquistadores lo llevaron a Europa y lo denominaron la naranja dorada, que es el motivo por el que el tomate en Italia aun es llamados pomodoro. Debido a su color rojo y a su forma de corazón se ganaron la reputación de estimulantes amorosos. Los franceses los consideraban el afrodisíaco ideal y de ahí el nombre de pommes d'amour, y en Alemania también, donde es conocido como Liebesapfel.

Cultivo y conservación

El espacio de que se dispone para el cultivo suele ser determinante a la hora de decidir la variedad a cultivar, pero, independientemente de que tu cultivo sea de interior o de exterior, los tomates son un vegetal fácil de cultivar y recolectar. El cultivo de interior resulta bastante fácil gracias a la gran cantidad de variedades de tomates cherry que hay y a que una tomatera de cherry solo necesita una maceta de unos 10-15 cm. Por otro lado, en los huertos se suelen cultivar diferentes variedades para poder estar recolectando y comiendo tomates prácticamente todo el año.

Cultívalo tú mismo: Tomates

Por norma general, los tomates pueden ser divididos en dos variedades: determinados o indeterminados. Las plantas de los determinados crecen hasta alcanzar cierta altura y paran de crecer, formando una o más enredaderas, lo que significa que están más juntos. Las enredaderas de las variedades indeterminadas siguen creciendo ocupando todo el espacio de que dispongan y necesitarán soportes.

Las tomateras prefieren temperaturas cálidas y necesitan una gran cantidad de nutrientes. Su forma varía con frecuencia, al igual que el color, ya que aunque la mayoría de los tomates que vemos en las tiendas sean rojos, también pueden ser amarillos, naranjas, color salmón, con rayas o verdes (incluso habiendo madurado).

Cuando recolectes los tomates recuerda que no debes almacenarlos en el frigorífico, porque incluso una vez recolectados prefieren las temperaturas por encima de los 10ºC.

Los tomates no necesitan ser precocinados, sino que se pueden comer crudos, sin embargo, si han pasado por un ligero hervor contendrán más licopeno, por lo que conviene más comerlos cocinados.

Cultívalo tú mismo: Tomates

Misterios a resolver

¿Por qué es tan complicado eliminar una mancha de tomate?

Es debido al licopeno, ese maravilloso pigmento que le confiere el color rojo al tomate. Las manchas de tomate recién hechas se pueden lavar, pero, cuanto más tiempo pase más difícil será eliminarlas, aun así, siempre puedes intentarlo aplicándole agua mezclada con peróxido de hidrógeno a la mancha antes de lavar el tejido.

¿Reduce el licopeno el riesgo de cáncer?

Tu dieta diaria debería ser rica en fruta y verduras por ser buenas herramientas en la prevención de enfermedades como el cáncer. Los resultados de diferentes estudios epidemiológicos dan fe de los favorables efectos para nuestra salud derivados del consumo de tomates, en general, y el papel del licopeno en particular. El licopeno es el carotenoide que convierte a los tomates en poderosos antioxidantes.

¿Es el licopeno siempre beneficioso?

Incluso el consumo de la sustancia más beneficiosa que podamos nombrar tiene un límite que, una vez sobrepasado, puede resultar excesivo. Una alergia es el signo más común de que este límite ha sido sobrepasado.

¿Puedes recolectar tomates de una planta de patata?

Sí, dado que ambas plantas pertenecen a la familia de las solanáceas, se puede injertar un brote de tomatera en una planta de patatas, pero tendrás que eliminar los ápices por donde pueda desarrollarse la planta de la patata. La enredadera de la tomatera producirá tomates y las patatas crecerán bajo el suelo.

Cultívalo tú mismo: Tomates
“puedes injertar un brote de una tomatera en una planta de patata”

El tomate

Beneficios

Los tomates tiene numerosas cualidades, entre ellas su bajo contenido calórico, su riqueza en vitaminas y su contenido de antioxidantes en forma de licopenos, de los cuales se dice que protegen contra enfermedades cardiovasculares e incluso contra el cáncer, así como retrasar el envejecimiento de las células, ¡menos arrugas! El licopeno es similar a los colorantes responsables de esos colores rosados o anaranjados de naranjas, zanahorias, salmón, gambas y flamencos. Este compuesto no se elimina inmediatamente, sino que permanece en el cuerpo durante algún tiempo. Si bebes litros de zumo de tomate diariamente durante un periodo largo de tiempo, puede que tu piel adopte un tono anaranjado o rosado, como el de las gambas o el de los flamencos. El zumo de zanahoria tiene el mismo efecto inofensivo.

Vitaminas

El tomate es rico en vitaminas esenciales para nuestro bienestar. Vitamina A, crucial para la salud de todas las células del cuerpo humano, vitaminas B1, B2 y B6, involucradas en el metabolismo de las células, la formación de DNA y la formación de las células sanguíneas, y Vitamina C, esencial para la el transporte del oxígeno y dióxido de carbono en la sangre.

El lado negativo

Johan Cruijff, famoso futbolista holandés dijo “Cada ventaja tiene su desventaja”, y el tomate no escapa a esa regla. El lado negativa de las características nutricionales del tomate son:

  • Los tomates han sido sometidos a modificación genética durante años para mejorar su sabor, resistencia a enfermedades, capacidad para repeler insectos, retrasar su deterioro, etc, pero la comunidad científica aun no han llegado a un acuerdo sobre si estas modificaciones implican algún tipo de riesgo para la salud humana.
  • Los tomates sin madurar contienen tomatina, que en grandes cantidades puede ser tóxica para el ser humano causando fiebre, debilidad, apatía, pereza, depresión, dolor de estómago y diarrea. Sin embargo, tan pronto como el tomate madura, la tomatina desaparece, por lo que solo deberíamos comer tomates maduros.
  • Los tomates se echan a perder con relativa rapidez y lo irónico del asunto es que los mejores tomates son los que antes se ponen malos.
  • Los tomates solo pueden ser cultivados en el mismo terreno una vez cada cuatro años para evitar la extenuación del suelo y enfermedades.
Evalúa este artículo: 
Average: 4.8 (22 votes)